Skip to content

El constante deambular de Graciela

Gracias a la labor de difusión del Museo J. Paul Getty, de Los Ángeles (EE. UU.), podemos conocer la obra de la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide, a través de la novela gráfica Iguana Lady, edición española a cargo de la casa madrileña La Fábrica. En sus casi cien páginas, los autores Isabel Quinteros y Zeke Peña nos conducen mediante el lente de una de las artistas más reconocidas del mundo. Este trabajo, un imprescindible de Troquel para este año, ha sido catalogado por diversos medios entendidos como la mejor obra de no ficción del 2018.

Por Claudio Aravena G.

Es 1979 y, en medio del ajetreo propio del Mercado de Juchitán (Oaxaca), Graciela apunta su cámara a Zobeida, la mujer que vende iguanas para hacer guisos. Sobre su cabeza la vendedora ofrece al menos ocho animales vivos, que miran confundidos la escena. Graciela sin dudarlo le pide a la mujer que se detenga y le toma una foto. Zobeida, vestida con una blusa llena de flores, mira hacia lo lejos, seria, serena, mientras las iguanas apuntan hacia los cuatro sentidos, como posando. Graciela dispara e inmortaliza a Nuestra Señora de las Iguanas.

La fotógrafa Graciela Iturbide nació en Ciudad de México el 16 de mayo de 1942, en el seno de una familia de clase alta, siendo la mayor de trece hermanos. A los once años recibe de regalo una cámara Kodak, pero su interés por la fotografía se había iniciado un poco antes, revisando los cajones llenos de instantáneas familiares que su padre guardaba en uno de los muebles de su escritorio. Ya de adulta, luego de un matrimonio terminado y de que Claudia –una de sus tres hijos– ha muerto en 1970, Graciela vuelve a las imágenes, atrás queda su deseo de convertirse en escritora y tener una vida bohemia. Ingresa al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en donde conoce al maestro Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), uno de los grandes artistas mexicanos, y se convierte en su discípula.

Iguana Lady. La vida de Graciela Iturbide (La Fábrica, 2018) es una novela gráfica publicada primero en inglés, gracias al financiamiento del Museo J. Paul Getty, de Los Ángeles (EE. UU.), una de las instituciones de arte poseedoras de los trabajos de Gabriela Iturbide. El libro, a modo de álbum fotográfico, recorre los pasajes más importantes de la creadora mexicana, contados a propósito de sus imágenes icónicas.

«Mujer Ángel», Graciela Iturbide, 1979. Créditos: Oscarenfotos.com

«Iguana Lady. La vida de Graciela Iturbide», Editorial La Fábrica, 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Isabel Quintero, su autora, hija de inmigrantes mexicanos, nos conduce en medio del desierto de Sonora, en el que Gabriela captura la imagen de la Mujer ángel, una de sus fotografías más famosas. En ella vemos a una joven del pueblo indígena Seri, deambulando con una radio cassette en la mano, entremedio de un paisaje yermo, como una visión fantasmal. Quintero también nos recalca la importancia que tienen los pájaros en el imaginario de la fotógrafa, desde los buitres que aparecen en los cementerios para devorarse los restos de los muertos hasta las magníficas imágenes de las migraciones, que envuelven a los habitantes de las ciudades del interior en una marea negra de cantos y aleteos.

El dibujante Zeke Peña, criado en El Paso (Texas), parte de la dupla que compone este libro, desarrolla los hilos conductores a través de las fotografías de Graciela. En un trabajo sin aspavientos y en blanco y negro, Peña realza los contextos: ubica a Iturbide como parte de los escenarios, le da vida a los elementos fotografiados y nos entrega un plano ampliado que nos permite tener una visión panorámica de lo que sucede en medio de sacrificios de animales, cuando está rodeada de la naturaleza del Jardín Etnobotánico de Oaxaca o en la visita que hace Graciela a las cholas del barrio White Fence, al este de Los Ángeles.

Y es que la labor de Graciela Iturbide no solo consiste en registrar la cultura mexicana, la dimensión que le otorga a su trabajo tiene un cariz político abrumador. A través de su captura ingresamos a una visión revolucionaria y a formas de vida que escapan –o se mezclan– con la cultura dominante española o con la vertiente cristiana. Iturbide nos muestra Latinoamérica en pleno: en donde la sangre, el sacrificio, la transexualidad, la vegetación, la lucha política, la autoridad de las mujeres y el machismo forman parte del mismo cosmos, del universo exótico y poderoso de esta tierra. En eso consiste también el valor de Iguana Lady. La vida de Graciela Iturbide, ya que nos acerca al trabajo de una artista y al mismo tiempo se convierte en un torreón, que nos permite mirar hacia lo lejos, para comprender mejor nuestra historia y nuestra mezcla poderosa.

Durante el año 2018, este libro ha recibido variados reconocimientos: el diario The Boston Globe, a través de su revista The Horn Book Magazine, le otorgó el premio a la mejor obra de no ficción; la Radio Pública Nacional de los Estados Unidos (National Public Radio, NPR en sus siglas en inglés) le otorgó el NPR Best Books de 2018 y también apareció en Booklist Top 10 Arts Books for Youth y One of School Library Journal’s Best Books, ambos de 2018.

En sus casi cien páginas, este libro es una puerta al maravilloso mundo mexicano, a las tradiciones de sus variados pueblos indígenas y a la decisión de una mujer de dejar su vida cotidiana, tomar su cámara y construir un rumbo a través de su instinto: una mirada hacia los distintos puntos cardinales que nos ofrece nuestro continente, como la vista que tuvieron las ocho iguanas desde la cabeza de Zobeida, en medio de ajetreo propio del Mercado de Juchitán.

 

«Iguana Lady. La vida de Graciela Iturbide», Editorial La Fábrica, 2018.

 

Esta reseña fue publicada en marzo de 2019 en el boletín n° 8 del comité de valoración de libros Troquel.

Posted in

Troquel

Deja un comentario





Scroll To Top